viernes, 26 de agosto de 2011

Cajas de PLUMILLAS - Pen nib boxes - Boîtes - Scatola


    Ya hemos comentado anteriormente que muchas de las plumillas que se conservan son en la actualidad más objetos de colección que herramientas de escritura. Cuando unen su belleza a la escasez, nadie permite que la tinta las manche y devalúe, como ocurre con un sello usado.
   Las cajas que contenían las plumillas también son buscadas por coleccionistas y amigos de la historia de la escritura, o simplemente de las cosas bellas y antiguas. Por otra parte, para ninguna otra cosa sirven ya, más que para disfrutar viéndolas y estudiar los datos que aportan.








    Han pasado por mis manos cientos de ellas, si no miles. Si bien conservo muestras de las plumillas que me gustan y todas las que encuentro de las que prefiero para dibujar, con las cajas hago igual que con las plumillas que me sobran: venderlas, aunque para comprar otras. Se muestran aquí unas pocas de ellas, procurando que aparezcan ejemplares de distintos países, épocas y fabricantes.







 

























2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. La verdad es que se esmeraban en hacer unas cajas bonitas. Cada vez peor, hasta llegar a las actuales, una cajita transparente de plástico o de cartón sin dibujos o sin rotular siquiera. Hay colecciones asombrosas de cajas antiguas, como de plumillas. Si contienen al menos una plumilla original, se cotizan mucho más que vacías. Llenas y sin abrir, algunos modelos y marcas, alcanzan precios asombrosos.

      Eliminar