viernes, 23 de enero de 2015

Peñíscola, Morella y Sant Mateu. Dibujos y acuarelas

   En esta entrada se muestran algunas las acuarelas, dibujos y apuntes de un viaje a Castellón durante la semana pasada, unos hechos en su lugar, otros ya en casa. Se nota el diferente grado de elaboración. También que la rapidez y la simplificación, a veces, ofrece mejores resultados que la insistencia y la excesiva pulcritud.
   La primera acuarela, un rincón de Sant Mateu, sobre un Garzapapel de 300 gramos con pigmentos de Daniel Smith. Se nota la granulación, especialmente en las zonas en sombra del muro de la derecha. El siguiente paso de mis pruebas será usar estos pigmentos de Primatek que la producen sólo en algunas zonas que necesiten textura y relieve, mientras en otras se busque la suavidad de los de quinacridona, buscando el contraste. Para unas flores irá bien esta diferencia, granulando el fondo. Lo que unos y otros pigmentos mantienen es una transparencia excelente, incluso en las zonas más cargadas.

   La anterior, un pequeño apunte en un block apaisado de Arches, grano fino, una vista de Peñiscola, muralla, castillo del Papa Luna y playa despoblada en estas fechas. Muy pocos pigmentos, pocas pinceladas y poco detalle. Lo que aprendo con estas cosas es que el máximo de transparencia se consigue cuando un tono se ha aplicado con un solo baño, al menos cuando el color no se restriega ni retoca sobre el papel. Esos amasamientos lo estropean todo, los tonos se vuelven turbios, menos transparentes y el resultado final es mucho menos luminoso. Tiene su explicacíon física y química, relacionada con el maltrato de las fibras del papel, la mayor infiltración de las partículas de pigmento y la comprometida reflexión de la blancura del papel. O su falta de ella.  Es esencial, cuando se aplican baños superpuestos, esperar a que se sequen completamente y, además, que el pincel tenga la suavidad máxima para no rascar la capa anterior. Por eso los pinceles de marta o petit gris funcionan mejor en estos casos. Estos pinceles o los de Versátil de Escoda como en estas acuarelas, que tienen la misma suavidad a pesar de ser fibra sintética. Asombrosos.
   Iglesia de Santa Mateu, a partir de una foto tomada a través del cristal de la entrada, pues a las horas en que fui, estaba cerrada. A pesar de que se ha intentado no ser minucioso, contrasta la insistencia y superposición de colores con la limpieza de la anterior. Hace falta tener más valor para aplicar el primer baño con una intensidad suficiente, quedarse corto, como es el caso, lleva a la necesidad de corregir con superposiciones que enturbian los tonos quitándoles luminosidad.
   Es el anterior un dibujo con estilográfica y pincel de agua, en Morella, mientras me tomaba un café sentado en una terraza de esa calle. A pesar de ser enero, hacía una buena temperatura. Las cuestas también ayudan a entrar en calor. Con el pincel de agua se extienden los trazos en los lugares adecuados. en otros, como en el cielo o las sombras de las aceras, mojando el pincel en el tajo de la pluma, una Pilot Art Pen EF.
   Los siguientes dibujos, también pluma con pincel de agua, uno sentado en la orilla de la playa al atardecer, otra vez Peñíscola, donde teníamos mla base de este viaje, el otro en la parte alta del castillo, en la plaza donde se encuentra la iglesia, la estatua del Papa Luna y el faro. Del lugar hicimos varios dibujos y muchas fotografías a distintas horas, con luz diferente.

      Viajar en estas fechas, además hacerlo en días de diario, no en fin de semana como hasta ahora teníamos costumbre y necesidad, permite estar casi solos en estos sitios. Ello unido a la extrema amabilidad de las personas a las que pedimos permiso para acceder en coche hasta donde se puede, en una ciudad llena de cuestas, puertas, recodos y recovecos. Andando me hubiera sido difícil ver tantas cosas. Gracias a las facilidades e indicaciones de la policía municipal y otras personas a las que pedimos información, resultó una estancia muy agradable y productiva los días que en Peñíscola pasamos. Resalto estas circunstancias, porque no siempre es así en otros lugares.

   Las acuarelilla anterior y la siguiente, hechas en el mismo lugar, pero en días diferentes. En el puerto de Peñíscola, mientras salía el pescado frito, que es lo que a la orilla del mar me encanta comer. Ya habíamos hecho una primera cata otro día en la lonja del Grao, en Castellón. Muy buenos los salmonetes.

domingo, 11 de enero de 2015

Año nuevo, nuevas acuarelas


   Abrimos el año con las últimas acuarelas realizadas, ocupado en probar muchos de los pigmentos de Daniel Smith que tengo inéditos. Es la primera un inusual encuadre de unas flores en la Explanada de Alicante, con sus mosaicos de olas. A partir de una foto propia de hace unos meses, utilizando un papel Arches de grano fino, dos pinceles Versátil de Escoda y pigmentos Daniel Smith. En este caso para las flores se han probado distintos colores de Quinacridona, amarillo de Aureolina, para las tierras Hematite Burnt Scarlet y Blue Apatite. Los tonos azul claro Amethist y Lapislázuli.
 Es la segunda una vista de la Catedral de San Juan de Albacete, en esta ocasión sobre un Garzapapel de 500 gramos, añadiendo a los pinceles anteriores otros dos planos de Toray de la serie 1512. Con ellos se hacen los lienzos de los muros, troncos y farolas y, sobre todo, las líneas de las verjas, utilizándolos de canto.

 Una puesta de sol en Torrevieja, del catálogo de amaneceres y ocasos desde ese mismo lugar de mi amigo José Juan Martínez Araque. Se han utilizado, sobre Garzapapel, dos pinceles: una paleta de 1 pulgada de Versátil y otro del la misma serie, redondo del número 6. Prácticamente todo se hizo con el primero de ellos. Los pigmentos, también de Daniel Smith: Burnt Orange de Quinacridona, Cerulean Chromium, Amathist, Blue Apatite, Lunar Blue y Bloodstone, buscando granulación en el cielo.
 Los mismos pinceles redondos de Versátil, Garzapapel de 300 gramos, junto a mis habituales Lapislázuli, Sodalite, Jadeite, Tigers Eye y Raw Umber de Daniel Smith.

 De mis fotos de pinos de las dunas de El Altet, en la Marina de Alicante, sobre Garzapapel de 300, casi todos los verdes mezclas de Deep Hooker Green, con Burnt Orange y Red Fucsite, de Daniel Smith.
   Una casa abandonada y en ruinas, cerca de alpera, en foto de mi amigo Luis Piqueras. Purebas con ocres y tierras de Daniel Smith, especialmente Hematite Burnt Scarlet, Mummy Bauxite, Amethist para las sombras violáceas, y varios tonos en el cielo. Evidentemente demasiados. Mi afán por probar los pigmentos me aparta de una austeridad que habría sido más recomendable en este caso.
   La última, también sobre Garzapapel, con los pinceles habituales, un bosque resuelto en este caso con muy pocos pigmentos, buscando que predominen los tonos grises. verde Hooker oscuro, Sodalite, Lapislázuli y Bronzite para el suelo. Toques de Amethist para las sombras.

jueves, 25 de diciembre de 2014

Daniel Smith - Acuarelas

    Sigo mis pruebas con pigmentos de Daniel Smith. Algunos, después de dos años, ya son insustituibles y siempre recurro a ellos. El lapislázuli, eliminada la inicial abundancia de goma arábiga, se ha vuelto más dominable, y proporciona un tono delicado, austero y transparente, que mezcla muy bien con ocres y amarillos,  para aportar a los cielos un toque especial, semejante a un buen pigmento cerúleo. Y digo de los mejores porque, en los pigmentos baratos, el azul cerúleo lleva mezcla de blanco y empastan todo. Por tanto, Sennelier, Van Gogh, W&N o el de Daniel Smith Cerulean Blue Chromium, diferente en tono a todos los anteriores. También algunos ocres, como el Mummy bauxite, el Lunar red, y las tierras, aportan granularidad y relieve a las mezclas. Entre los verdes de esta marca, insuperables todos los que he probado, destacan el jadeite y el Sap green oscuro, que se han usado en estas acuarelas. La montañas, mezclas de ultramar oscuro, lapislázuli, lunar blue, con violeta para las más lejanas, en un baño muy diluido. Las mismas mezclas en las  nubes que en los bancales lejanos, aunque variando las proporciones de pigmentos.
    No quedando muy satisfecho con el primer plano, excesivamente oscuro y confuso, he recortado lo que más me gusta de la acuarela, por lo pronto sin tijeras, solo en la fotografía. Creo que gana, renunciando a ese primer plano que debería haber destacado por nítido y brillante, no cargando las tintas, recurso fácil de quienes andamos escasos de recursos. Tengo que seguir aprendiendo. La acuarela está basada en unas fotografías de los alrededores de Alpera, en Albacete, tal vez tomada desde Meca, cerca de la ciudad ibérica, mirando hacia El Bosque, donde están las pinturas rupestres de la Cueva de la Vieja. Hacia la derecha, el Valle de Ayora.
   La anterior, de Aranjuez, retoma fotos otoñales, echando mano de los amarillos, naranjas, oros y rojos de la serie de Quinacridonas. Tienen una transparencia maravillosa, además de la belleza e intensidad de sus colores, que hay que manejar con cuidado. Mezclados con algunos pigmentos que granulan, en la forma en que sólo algunos de Daniel Smith hacen, salen tonos intensos, quebrados pero muy transparentes. La enseñanza de esta acuarela es la necesidad de evitar el error de hacer las cosas como son. Hay que pintarlas como deberían de  ser, como ayuden a la composición, que para realidades ya está la fotografía. Habríamos evitado ese muro que visto ahora resulta inconsistente, torcido, falto de una adecuada perspectiva. Mientras la pared de la izquierda cae recta, el siguiente tramo tiene un talud que se va inclinando cada vez más hasta la curva del río. Eso lo sé yo, pero lo que la acuarela muestra es una pared torcida. Tomo nota.
   Las verjas, siempre un problema, se han hecho con el canto de un pincel plano, que queda afilado como una cuchilla. De Escoda, fibra Toray marrón, serie Barroco 1512.  El resto con un pincel hermoso de la serie Versátil redondo del número 18. A pesar de su tamaño, lo mismo pìnta un árbol de una pincelada, que hace los detalles finos, porque puntea que da gusto. Las líneas finísimas, con otro de esa fibra, de mechón largo y finísimo, para filetear y firmar.

   Con muy pocos colores se han hecho la anterior y siguiente acuarela. La primera con Mummy bauxite, verde jadeite, lapislázuli y lunar blue. La de los primaverales almendros de la zona de Alcoy, no recuerdo exactamente dónde tomé esa foto, incorpora carmín de alizarina y violeta. También unos ligeros toques de blanco opaco.
   Esta última, un boceto de la playa del Pinet, en la Marina de Alicante, con lapislázuli para el cielo, con toques de cerulean Chromium, sap green oscuro, Hematite y Bleu apatite. Tejados de quinacridonas rojo y dorado

   Terminamos con una felicitación de Navidad con cadmios, quinacridonas, y los azules, marrones y violetas citados antes.

martes, 16 de diciembre de 2014

FRANK H. MASON 1875-1965 - Acuarelas - Galicia

     Las dos siguientes imágenes muestran ampliaciones de la obra anterior, pintura de Frank Henry Algernon Mason, acuarelista, dibujante e ilustrador, nacido en 1875 en Inglaterra. Entre 1914-1918 es marino, destinado en el mar del Norte y en Egipto, destacando como pintor de marinas, de escenas portuarias y de las unidades y lugares que visitaba la Armada Británica, tal vez lo más relevante de su producción. También creó más tarde carteles para compañías férreas y navieras, ilustró libros, siendo un reconocido artista a lo largo de su dilatada vida.

   He conocido a este acuarelista gracias a mi afición a los libros de viajes, principalmente británicos, de finales del siglo XIX y principios del XX. De uno de ellos salen la siguientes acuarelas sobre diferentes lugares de Galicia, en concreto del libro "A corner of Spain", obra de Walter Wood, publicada en 1910 con ilustraciones de Mason, tanto dibujos como acuarelas. Puede descargarse íntegro en este enlace. También la obra "The Diary of a U-boat Commander" también sobre la Gan Guerra del 14, con ilustraciones del mismo acuarelista, aunque reproducidas en bblanco y negro. Siempre es agradable ver estas acuarelas antiguas que recogen paisajes que  nos resultan cercanos y conocidos, aunque no sean éstas las mejores acuarelas que de este pintor podemos encontrar.
Galicia, arenas doradas

Mondariz
PONTEVEDRA BY NIGHT - THE BULL-RING
Tuy, a hill village at the frontier
Rúa del Villar - Santiago
Santiago de Compostela
La ciudad pesquera de Marín
La isla de La Toja
VIGO, GALICIA'S GATEWAY
    La mayor parte de las siguientes acuarelas proceden de la colección de 56 que pueden verse en archivo digital del Imperial War Museum de Londres, salvo tres que proceden de los archivos de la BBC. Gracias a estas instituciones por facilitar el acceso a estas obras.