sábado, 12 de abril de 2014

Pluma y tintas - Pen & Ink drawings - Namiki Falcon







    Para celebrar que colgaba los hábitos docentes, mis queridos compañeros del convento me regalaron una maravillosa pluma estilográfica Namiki Falcon Extrafina flexible, fabricada por Pilot. Hacía mucho tiempo que quería tener esta pluma. Casi una necesidad. Flexible y fina como su nombre indica, es de lo más parecido que hay en estilográficas a una plumilla clásica. Se abre, se engrosa la línea, vuelve a su finura extraordinaria cuando no le aprietas, fluye la tinta con generosidad, cosa necesaria para alimentar esas líneas gruesas y muy conveniente cuando se utiliza con un pincel de agua. Para escribir, es también maravillosa.
    Este dibujo es el primero que hice con ella y se nota que no quería soltar la pluma, porque me puse minucioso. Con el pincel de agua y vuelta a las rayitas para matizar y realzar zonas y detalles. Luego ya he ido haciendo cosas más sueltas, casi todas ellas árboles y algunas flores, con o sin extender la tinta con pincel. En las fotos se ve la pluma y el detalle de su tajo, realmente peculiar. Además, la capucha va a rosca, lo que para mi es un plus en una buena pluma. Todas deberían ser así y nos ahorraríamos muchos problemas de desajustes, faltas de anclaje y bolsillos de la chaqueta o la camisa entintados.

    En algunos ocasiones se utiliza para hacer el dibujo inicial que luego se colorea con acuarela o con lápices, como en estas hortensias. Esto es posible, lo de humedecer el dibujo, porque desde el principio la cargué con tinta Carbón de Platinum, que es indeleble una vez seca. Prácticamente es tinta china para estilográfica, incluso brillan los trazos una vez seca. Esta tinta es verdaderamente una maravilla, a juego con la pluma.
   En otras, la he utilizado para añadir los últimos detalles o realzar zonas de sombra, diluyendo la tinta. El resto del dibujo se hizo con tintas marrones de Herbín (Café des Îles y Lieu de Thé).
   Diluyendo la tinta y dando pequeños puntos o trazos sobre la capa húmeda para que la tinta se exprese a su gusto, que también tiene su carácter.
   Este pino es más curioso. Se hizo con unas breves pinceladas aprovechando ese barro que queda al fondo del frasco del agua cuando se pintan  acuarelas. Suele salir un gris indeterminado, tendente al azul en este caso, sobre todo porque había utiliado Jadeite, el color de Primateck de Daniel Smith. Suele tener mucha goma arábiga ese poso, con lo que la textura es imprevisible y poco gobernable, pero no están los tiempos para tirar nada. Luego se añladen unos pocos detalles con la pluma y tinta descritas.
    El siguiente dibujo se inició con unos toques de la barra de tinta china algo humedecida, rascando sobre el grano del papel. Quedan así unas texturas rugosas y salpicadas que se aprovechan para ir diluyendo algunas zonas, dando forma al árbol y añadiendo, al final, algunos detalles y ramas con la pluma estilográfica. La rugosidad del tronco y el suelo, lo mejor de este dibujo, por tanto, es casual. A cada uno lo suyo.
   Este pino, más minucioso y detallado, se ha pintado en una de esas sentadas mientras uno se toma un café sin prisas al lado del mar. Un papel pequeño, pues va en el bolso y la pluma y tinta ya descritas, intentando, de abajo hacia arriba, seguir el crecimiento del pino, de sus ramas y pinochas. Como se ve, se intenta con la dirección de los trazos indicar y sugerir estos elementos, trenzando x, lo que confunde la vista, da idea de superposición, sugiere distintos planos y, por acumulación, da zonas de sombra tapando la luz trasera que por otros lugares se puede ver. Se procura que esas zonas de sombra vayan separando las hojas de una rama de las que tiene detrás. Como se ve, en este dibujo hay menos casualidad que en el anterior.
    Este último, de la Fábrica de Tabacos de Alicante, sentado en un banco enfrente, sobre un cuaderno de Paper Blanks, rápido, diluyendo con urgencia la tinta para añadir antes de que seque otras líneas y detalles. Digo con urgencia, porque ya se explicó que esta tinta es indeleble. Se seca pronto y ya no se puede modificar. Pasando el pinmcel mojado se extiende la tinta, unos segundos después únicamente se difuminan algunas líneas, lo que es un recurso. Aunque estos pormenores, dejados al azar nos llevan a difuminar la parte cercana de la reja dejando nítida la más lejana. Por so, habría quedado mejor sin dejar ciertas cosas al azar, pero la urgencia de este tipo de dibujos, por ahora, nos lleva a incurrir en estos errores fácilmente mejorables. Las manchas grises se hacen mojando el pincel en el tajo de la pluma, con bastane aga e la tinta es muy cubriente.







lunes, 7 de abril de 2014

Acuarelas de árboles. Watercolor trees


    Sigo con mis árboles. Reúno aquí algunos de los que últimamente he hecho con acuarela. Casi todos ellos sobre Garzapapel, utilizando pigmentos de Sennelier, Daniel Smith y Van Gogh. La intención es hacer distintas pruebas sobre los verdes, llegando a la conclusión de que para que queden reales hay que huir del verde de tubo. 
    Es cierto que verdes como el esmeralda o viridian, son imposibles de recrear con mezclas, o que el verde Hooker o el Sap green son maravillosos. También lo es, y bastante austero, el Jadeite de Daniel Smith, de la serie Primatek, que tan bien granula. Ahora bien, ni es conveniente utilizar varios en un mismo trabajo ni se conseigue con ellos la misma armonía que si obtenemos los verdes con los mismos pigmentos que se han utilizado en el resto de la pintura. Aún mejor, si renunciamos a pintar de verde todo aquello que sea vegetal. Mejor grises, tonos quebrados ocres y azulados, sobre todo en las lejanías y masas boscosas. Muchas veces una leve sugerencia del verde es suficiente. Esta es la teoría, luego uno se entusiasma y se excede de clorofilas.


   Conviene recordar que los valores son más decisivos que los colores. Se soporta mejor una libertad en cuanto a los tonos, incluso muy lejana de la realidad, que una falsa valoración, que quita relieve y vida al tema. Los verdes que se obtienen con gris Payne o con negro de humo, mezclados con amarillo, son bastante expresivos y poco pintureros. Con índigo y ocres o amarillos anaranjados se pueden sacar verdes profundos y untuosos. A partir del azul prusia y cadmios, tenemos verdes intensos, luminosos, tropicales, tanto como apagados salen con el ultramar. Las mezclas a partir de azul cerúleo pueden ofrecer verdes primaverales, con matices turquesa, aunque tal vez menos transàrentes. Eso simepre que sea un pigmento de calidad, pues si es malo resulta una pasta con blanco en su composición, que todo lo cubre y enturbia.
   Habrá que hacer una entrada dedicada a los verdes, en tintas y acuarela. Queda pendiente. Por lo pronto, aquí se muestran las pruebas.



sábado, 29 de marzo de 2014

Acuarelas y dibujos - Cabo de Gata

    De un viaje por Almeria, especialmente por el Parque Natural de Cabo de Gata, salen bastantes apuntes, bocetos y algunas pequeñas acuarelas. También cientos de fotografías, que el invierno es muy largo y ya tenemos material para inspirarnos y dibujar algo interesante. La mayoría de ellas se han hecho con las acuarelas que suelo utilizar normalmente que, a pesar de las constantes probaturas van dando lugar a unas preferencias cada vez más definidas. Algunos colores se van volviendo imprescindibles. A mi ultramar y siena tostado de Van Gogh se han unido la sodalita, jadeita y lapislázuli de Daniel Smith. Ahora he probado algunas Sennelier y el azul cerúleo también se une a la paleta habitual. Con los amarillos no lo tengo tan claro y voy de uno a otro. Rojos, cadmios de W&N, claro y oscuro y Madder lake oscuro. Poco más. Si acaso el índigo, que cada vez utilizo más.
   La primera, queriendo resaltar las texturas, lógicamente me he ido derecho a las Daniel Smith. El azul de sodalita, que granula una barbaridad, mezclado con cerúleo y siena ha servido para todas las rocas y arenas. El cielo, lapislázuli. Sale caro ese cielo, pero este pigmento te hace un cielo decente él solo, dejandolo fluir y sedimentarse. Para el mar, índigo y la bañista, rojo cadmio W&N muy diluido.


    El anterior es una de las primeras pruebas que hice esta semana pasada con la Sennelier. En el cielo se ve la mezcla del azul cerúleo con ocres. El cerúleo es un pigmento que sedimenta y granula también, en todas las marcas. Este pigmento debe ser de calidad, como el de Sennelier, el Rembrandt o el W&N Artist. Los de mala calidad son una pasta cubriente totalmente horrible, capaz de arruinar cualquier trabajo. El de Sennelier es bastante transparente. Me voy a quedar con él. También he utilizado el verde esmeralda de esta marca. Color difícil de usar. Brillante, fuerte y pinturero, sólo es un verde difícil de encajar en la obra. Mezclado, con azul, rojo o sienas, bastante diluido puede dar una frescura que otros verdes no tienen. Pero con mucho cuidado. Para la transparencia de las aguas en acantilados o en aguas quietas, puede ser útil. Tanto como el Turquesa de W&N artist. Caro pero inigualable. Cmo su rojo cadmio oscuro.
        El anterior y siguientes unos bocetos a lápiz o rotulador en un cuaderno de Paper Blanks.
    Lo mismo mas un rotulador de pincel, muy útil para apuntes y bocetos. En la terraza del hotel, antes de tomar el coche y empezar las rutas.
   Agua Amarga. Me gustó mucho eso de ver un árbol en la misma arena, junto con la soledad de la playa, cosa corriente en esta zona y que los que estamos acistumbrados a otros lugares tanto nos extraña y gusta.

   Como he dicho, cientos de fotos de esta zona maravillosa de Cabo de Gata. Paisaje volcánico, con texturas y colores que van del blanco al negro, pasando por todos los ocres y tierras. La transparencia de las aguas, maravillosa. A esa transparencia y a esos tonos me refería yo cuando mencionaba el esmeralda o viridiana y el turquesa. también el cerúleo y el índigo podrían ayudar. Lo malo es que manejar tantos tonos azules y verdosos en un mismo trabajo es algo que tengo que probar despacio porque puede salir un catálogo de Tintanlux.
Otra foto y otro tema apetitoso para dibujar. Cenizas volcánicas, pizarras, desolación frente a vida y color, con esas flores frescas que contrastan con la dureza del fondo.

domingo, 23 de marzo de 2014

Quijotes. Pluma y tintas. Namiki Falcon



    Hoy hay poco que explicar, tanto por los temas como por los materiales utilizados. Quijotes con pluma, tinta o lápiz. Elgunos de los dibujos, como el primero, están más elaborados, un trabajo con estilográfica Namiki Falcon EF Flex y tinta Platinum indeble. Prácticamente es tinta china utilizable en estilográfica, permanente, incluso con cierto brillo cuando se seca.
   Previamente, se han ido haciendo algunas pruebas y apuntes para la cara, ya que el dibujo a caballo, está basado en el boceto que Benlliure regaló a la ciudad de Valencia con motivo de III centenario de Cervantes. Se quería dar otra expresión a la cara, destacando la mirada inquietante y la maraña de barbas y bigotes. Estos apuntes se han ido haciendo con grafito, estilográfica china de trazo grueso o la namiki de Pilot ya citada.

   El siguiente sobre Garzapapel de 180 gramos de dibujo, con un grano suave pero presente, que da vida a los trazos de la pluma.
 
   Pluma Namiki sobre papel liso de dibujo, Canson en este caso. Esta pluma, flexible, ofrece la expresión de una plumilla, variando el grosor de la línea según la presión. Una maravilla esta pluma, regalo de mis compañeros de la escuela con motivo de mi jubilación.
 
 
 
   En esta se ha utilizado tinta china de barra aplicada disuelta con un pincel. La pluma Namiki y rotulador blanco de Pilot.
Otros bocetos de Quijotes que ya había hecho anteriormente:
 

jueves, 13 de marzo de 2014

Acuarelas - Árboles, calles y paisajes

   Una de las cosas que suelo hacer a menudo es repetir un mismo tema pasado un tiempo. Es una forma de ver si uno cambia, y en ese caso, si los cambios van en la dirección deseada. No siempre es así, pues hay tendencias propias y errores que son difíciles de corregir. Al menos hemos aprendido lo suficiente para ver en qué fallamos, aunque de nuevo volvamos a incurrir en los mismas equivocaciones.
   En mi caso, es una lucha contra mi tendencia a producir acuarelas en clave baja, justo lo contrario de lo que se pretende. Viene dado por el paradójico proceder de no conseguir el tono deseado, con su valoración oportuna en un primer baño que, en muchas ocasiones resulta claro en exceso una vez seco.   Esto lleva a superponer capas que oscurecen el resultado haciéndolo más turbio, oscuro y menos transparente. Se pierde así la frescura y transparencia que se consigue cuando una zona sólo se ha pintado una vez, especialmente las luces, dejando superposiciones y veladuras para zonas concretas, matices y sombras.
   En la foto del paisaje nevado de la Sierra del Segura y en estos árboles inspirados en el Parque Lineal de Albacete, más o menos se ha conseguido. Las superposiciones y veladuras matizan, añaden valores y profundidad, pero no oscurecen el resultado. En el detalle ampliado se percibe mejor lo que digo de conservar la transparencia. De paso se ve la textura que se consigue con el grano de Garzapapel y algunos pigmentos de Daniel Smith, aunque mezclados con Rembrandt y Van Gogh.
   La siguiente se trata de una prueba del Garzapapel de 500 gr, en este caso el de encolado normal. Una vez seco se ha eliminado pintura mojando debajo del grifo parte de la acuarela. Se evidencia la textura del papel y se aclara el resultado final. La bondad del papel permite volver a pintar encima sin que el soporte se haya convertido en una esponja ingobernable. La siguiente prueba que tengo que hacer es el mismo proceso con el papel de 500 de encolado extra. Ya os contaré, aunque imagino que todavía mejor, si cabe.

   Las dos siguientes acuarelas, un paraje del río Júcar, cerca de Albacete, y dos rincones de la misma ciudad: el Altozano y la calle Tejares, con sus tascas y terrazas. En ellas lo conseguido dista mucho de lo que pretencía hacer, con los resultados indeseados que al principio explicaba que intento evitar. Rsultado más oscuro de lo deseado y hay zonas  en las que la trasparencia ha desaparecido, demasiadas. Por no hablar de ciertos fallos en la perspectiva y verticalidad de algunas líneas. Visto el error, toca intentar superar esos problemas. De ahí las repeticiones de un mismo tema.