sábado, 15 de enero de 2011

Molino de Alpera

Papel Arches. 24x32 cm. Pastillas Rembrandt, W&N y VanGogh. Pinceles chinos.
Hecha a partir de una foto en blanco y negro que hice en 1980,
cuando ejercía de maestro en ese maravilloso pueblo.

    Esas casas con el molino ya no existen. Estaban a la entrada de un encinar centenario a unos cien metros de mi casa. Mi calle estaba a las afueras del pueblo y cuando terminaba el asfalto se pasaba a ese camino que aparece a la derecha. Este encinar está rodeado de almendros y desde allí se ve la sierra de Ayora, en Valencia, y El Mugrón, un cerro espectacular donde se encuentra la ciudad ibérica de Meca, de varias hectáreas de extensión. Los romanos tardaron muchos años en poder acceder a ella y conquistarla. Muy cerca está Almansa y su castillo.


    Afortunadamente las encinas siguen tal cual, treinta años más viejas, cosa inapreciable, pues algunas debían tener varios siglos. Enormes. Cerca de ellas, a su sombra, crecían unas orquídeas silvestres que eran exactamente igual que una abeja. No garantizo que sigan quedando ejemplares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada