domingo, 15 de enero de 2012

Dibujo a plumilla - Arte del s. XIX - FRANCIA - Pen drawing - Pennell

MADELAINE LEMAIRE
    En un artículo anterior, basándonos principalmente en el libro de Pennell Pen drawing and pen draughtsmen, tratamos de la historia del dibujo a plumilla y del grabado, especialmente en el siglo XIX. Muchos dibujantes extraordinarios ilustraron libros y revistas utilizando la plumilla para realizar sus obras. Otros artistas especializados en hacerlo se encargaban de pasar estas creaciones a las planchas para ser reproducidas, aunque no pocas veces eran ellos mismos quienes realizaban estos grabados.
   En la primera entrada dedicada a este tema, se examinaba el nacimiento del dibujo a plumilla, como arte del siglo XIX, así como las posteriores aportaciones técnicas de dibujantes españoles como Fortuny, Vierge, Rico, Casanova, entre otros. Fueron los españoles afincados en Francia quienes relanzaron la técnica aportando innovaciones decisivas, que los dibujantes franceses siguieron y consolidaron.
    Siguiendo el libro de Pennell, que completamos con enlaces y dibujos de otras obras, vamos a tratar de la ilustración en Francia en el siglo XIX, de las aportaciones de sus principales dibujantes y de los que, procedentes de otros países, como España, allí trabajaban y publicaban sus obras.

H. SCOTT
  Para Pennell, es MESSONIER el primero del los modernos ilustradores, aunque nació en la misma época que Menzel, gran dibujante e ilustrador alemán. Fue el primero en hacer dibujos de línea en bloque de madera, tallados en ella como facsímil por grabadores ingleses que, Como Charles Thomson fueron a Francia a hacerlos, o por franceses como Breviere y Lavoignat que estudiaron con ellos.

MEISSONIER

    Si bien en esa época tales dibujantes no tenían rival, los mejores grabadores en madera eran ingleses. Por ello cita Pennell, como obras nunca superadas, aquellas que se hicieron en colaboración entre ambos, es decir, dibujos franceses grabados por artistas ingleses. Para Pennel, es fundamental conocer   "Paul et Virginie" and "La Chaumiere Indienne", en la edición de Cumer de 1828, ilustrada por Isabey, Huet, Jacque y, especialmente, Messonier, de quien se incluyen 100 dibujos. Fue grabada por artistas entre los que destacaron Andrews, William, C. y J. Thompson, y Orrin Smith.
  Fue en esta obra donde Menzel vió las posibilidades del grabado en madera. El crédito por ello debe recaer en los dibujantes franceses. El mérito de la calidad de los grabados que permitieron su difusión, es de los grabadores ingleses.
   Para Pennell, lo mejor de la obra de Messonier, se publicó para ilustrar la obra Les Constes Remois, considerando que sus grabados en madera, de Lavoignat and Leveille, nunca han sido superados.
MESSONIER - Les Cntes Remois
 DETAILLE y NEUVILLE
    Aunque muy conocidos por su trabajo en blanco y negro, afirma Pennell haber encontrado, entre lo mucho que publicaron, pocos dibujos "puros" a plumilla y tinta. Usaban con frecuencia baños con pincel, además de la plumilla. Siendo sus trabajos reproducidos ya con fotograbado, los originales son pinturas, más que trabajos de línea.
    Se resiente así su presencia imprersa. En el siguiente dibujo de Detaille, la figuras del caballo y del jinete están bien dibujadas, con expresión y movimiento. Técnicamente, sus tramados para las sombras están hechos con descuido, como un boceto, no obras para ser exhibidas.

   Éste es también muy expresivo. Pennell afirma que, iniciados en los antiguos métodos de grabado, prestan poca atención a los modernos sistemas, que conseguían excelentes resultados de forma mecánica a partir de sus pinturas. Por tanto, pintan, no dibujan.
DETAILLE
DANTAN

    En el dibujo anterior de DANTAN, de 1880, buscándose la luz, la composición y un alto nivel de detalle, se consigue todo ello sin llegar a una obra excesivamente trabajada. Mucho del mérito hay que atribuirlo al excelente trabajo de grabado de Yves y Barret, sobre todo por las zonas de tramado de rayas cruzadas. Otras, como la figura del modelo, reproducen más fielmente el trabajo original del dibujante. Cuando el pintor es capaz de hacer, como Dantan, un dibujo a pluma de su pintura, no sólo deja un valioso registro, sino otra obra de arte. Dantan debe su fama a ambas creaciones.
JEANNIOT
   JEANNIOT es un dibujante que obtiene los mejores resultados con elementos mínimos. A pesar de la deficiente reproducción de la obra anterior, en la que los grises del original se tornan negros al imprimir. Las luces y sus reflejos están maravillosamente sugeridos sin un trabajo excesivo. Jeanniot realizó muchos dibujos para revistas como La Vie Moderne y La Revue Illustrée, pero es principalmente conocido por sus ilustraciones para la edición de Dentu del Tartarin de Tarascon
    El siguiente dibujo es de FORAIN, de quien resalta Pennell la economía de líneas y la capacidad de expresión que de ellas obtiene. Recuerda a los pintores japoneses, de quienes, en último término, deriva todo ésto, aunque el crítico alaba sus resultados, no sus métodos, encontrando poca flexibilidad en sus líneas, algunas veces poco estéticas y sin mucho sentido, según él. Sin embargo, es un gran ilustrador y su descuido tan fácil de imitar como dificil su excelencia.

FORAIN
MAXIME LALANNE
   Fue uno de los más exquisitos y refinados dibujantes de arquitectura que han existido, en palabras de Pennell. Su capacidad de retratar un gran edificio, una extensa ciudad o un pequeño rincón o paisaje, no han sido superados. Si bien repite sus métodos, en un ciuerto manierismo, muchos otros lo han hecho, quizás con la excepción de Whistler, único dibujante que Pennell sitúa a su altura.
 Su manejo de la plumilla es portentoso, adquirido como grabador. Sus dibujos se reconocen, pues siempre dibuja así, con simplicidad y refinamiento en la expresión, con trazo seguro.
   También realizaza extraordinarios dibujos a lápiz: 
   Hamerton, otro estudioso del tema, recoge en los volúmenes de su "Portfolio" muchos dibujos de Lalanne. Colaboró en revistas y en la ilustración de libros, entre los que destacan "Hollande a Vol d'Oiseau" and "La Flandre", de Harvard.
   Habla Pennell de otros dibujantes, y en la obra comentada, podemos saber más de ellos: Caran d'Ache, Lalauze, Maurice Leloir, Jacquemart, Schwabe, Grasset,
Schwabe

Jacquemart
Lalauze
Corot
Como vemos, fue ésta una época dorada para el dibujo y el grabado, de amplia difusión en revistas y en libros ilustrados. Faltaría examinar lo que en la obra de Pennell, fundamental para el estudio de esta técnica pictórica, se comenta y muestra sobre otros dibujantes alemanes, ingleses, italianos y americanos. Queda para otra futura entrada del blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada