jueves, 17 de mayo de 2012

Parallel Pens - Pincel de agua -


   Estoy utilizando mucho últimamente los Parallel Pens de Pilot. Los había comprado y usado para caligrafía. En principio para ello son. Como he comentado en entradas anteriores, vienen a ser una versión actualizada y recargable de útiles de escritura antiguos como los Witch pens, que permiten trazar anchas líneas pero que, por el borde, ofrecen un trazo fino. Se utilizan como cualquier otra plumilla para letra gótica, itálica, uncial y otras similares.  
   El dibujo anterior se ha hecho con el de 6 mm. —el más ancho de los cuatro disponibles— terminando con pincel de agua sobre la tinta recién aplicada, que se diluye y extiende. Abajo se muestra el dibujo inicial en el que se ven los distintos grosores que se obtienen con esa pluma.


  Si se tiene experiencia previa con la caligrafía, se lleva mucho adelantado, pues con los Parallel Pens vamos haciendo trazos y gestos caligráficos. Si vemos los trazos y líneas con que se han ido formando estas letras itálicas, reconoceremos movimientos muy similares en los dibujos que les siguen.






   Si giramos ligeramente la pluma al final de un trazo haciendo que parte de ella pierda contacto con el papel, técnica muy usada en caligrafía con plumas o cálamos, se obtienen unos finales de línea muy afilados y expresivos. Para hacer ramas y tallos son ideales. Por supuesto, para que salga bien requiere, como todo, algo de práctica.
   Dibujando en la dirección de la parte estrecha de la pluma tendremos una línea fina, que se va ensanchando según vamos cambiando la dirección de la línea, lo que supone un giro de la pluma. El dibujo siguiente se ha iniciado pintando con el pico de la pluma, que hace la más fina de las líneas posible con ella. Algunos trazos más gruesos para las hojas y relieves del árbol completan esta fase. No hay que abusar de tinta si queremos utilizar después el pincel de agua.
   A continuación con el pincel de agua extendemos aquellas zonas de tinta que nos interesan, reservando en otras el blanco del papel. Después viene  un abanico de posibilidades entre pluma y pincel de agua. Dibujar mde nuevo sobre el papel mojado, dejando que la tinta se extienda. Usar la pluma como tintero del que se va tomando tinta con el pincel mojado. Podemos, como en estos dibujos utilizar plumas cargadas con tintas distintas, con lo que tenemos una gama mayor de valores... Poir último, con la parte más fina se pueden volver a resaltar algunos detalles perdidos con la aplicación del agua o con la parte más gruesa, intensificar sombras. Si se hace mientras no se ha secado del todo, pueden conseguirse fundidos, bastante imprevisibles, como es de suponer.
   Os cuento aquí cómo trabajo yo, aunque cada uno tendrá su forma de usarlas y descubrirá nuevas aplicaciones y recursos.

    Se muestran ampliadas unas zonas de los dos árboles en las que se ven claramente las técnicas utilizadas.

 
Como puede verse, también aquí se han usado dos tintas distintas.




Caligrafía ornamental con Parallel Pen

6 comentarios:

  1. Fantástiko, José:
    M A E S T R O !!!!!
    Un abrazo desde Huesca;)

    ResponderEliminar
  2. Tú es que tienes "muchas horas de vuelo" con las plumas y la tinta, amigo José...Y eso, vaya si se nota!
    Estupendos dibujos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestros comentarios.
    Manuel, no exageres. He visto en Ladrones de Cuadernos y en tu blog tus últimos dibujos con tinta y acuarela y son una maravilla. Como los 4 que tengo del cuaderno que me regalaste. Una joya.
    AnAis. La verdad es que con la plumilla llevo tiempo. Con el pincel de agua muy poco. Una técnica que utilizo gracias lo que de Joshemari he visto en Ladrones.

    ResponderEliminar
  4. Buenos dibujos, gracias por explicar la técnica. En tu exposición me tendrás en lo sucesivo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar